Madre María de la Purísima ya es santa

ArchiSevilla. Pasados treinta y dos minutos de las diez de la mañana se ha declarado solemnemente la santidad de Madre María de la Purísima, en el curso de la Eucaristía que ha presidido el Papa Francisco en la vaticana Plaza de San Pedro, y que ha congregado a un grupo numeroso de peregrinos llegados a Roma este fin de semana desde diversas localidades de la provincia de Sevilla.

Familiares de la nueva santa han tenido una participación destacada en la Eucaristía. Concretamente, sus sobrinos Olga y Guillermo Salvat , así como sus esposos, Mario Cervigón y Arancha Prados han portado las ofrendas. Además, como suele suceder en este tipo de celebraciones, una Hermana de la Cruz ha portado las reliquias de santa María de la Purísima, escoltada por otras dos religiosas con flores y velas. Finalmente, otra miembro del Instituto ha tenido a su cargo una de las lecturas en español.

La delegación de la Iglesia sevillana, con el Arzobispo,mons. Juan José Asenjo; al frente, ha contado con la presencia, entre otras autoridades, del Obispo auxiliar,mons. Santiago Gómez; el Cardenal Arzobispo emérito,mons. Carlos Amigo; el Consejo episcopal, de manera especial el postulador diocesano de la causa, el vicario general de la Archidiócesis y deán de la Catedral,Teodoro León. Representando a la ciudad, ha participado en la misa el alcalde, Juan Espadas, y ha destacado la nutrida representación de religiosas de la Compañía de la Cruz, con la madre general, sor Reyes María de la Cruz, al frente





Fotos: ArchiSevilla.