Presentado el logotipo de las JMJ Cracovia 2016

El pasado jueves 3 de julio de 2014, el Cardenal Arzobispo de Cracovia, Stanisław Dziwisz, dio a conocer el logotipo y la oración oficial de la XXXI Jornada Mundial de la Juventud.

En la simbología del logo se combinan tres elementos: el lugar, los principales protagonistas del encuentro, y el tema de la celebración.

El logotipo de la JMJ de Cracovia 2016 refleja el pasaje de San Mateo 5,7: "Bienaventurados los misericordiosos, porque ellos alcanzarán misericordia" que fue elegido como lema de la Jornada. La imagen se compone por los límites geográficos de Polonia, dentro de los cuales se encuentra la Cruz, símbolo de Cristo, que es el corazón de la Jornada Mundial de la Juventud. El círculo amarillo sitúa la ubicación de Cracovia en el mapa de Polonia y es también un símbolo de la juventud. De la cruz emerge la llama de la Divina Misericordia, cuyos colores simbolizan la imagen de “Jesús, en Ti confío”. Los colores utilizados en el logotipo - azul, rojo y amarillo –simbolizan los colores oficiales de Cracovia y su escudo.

El logo ha sido diseñado por Monika Rybczyńska, una joven de 28 años de Ostrzeszów, una pequeña ciudad de la Polonia centro-occidental. Monika es diseñadora y editora de vídeo, licenciada en Comunicación Audiovisual en la Universidad de Varsovia, y ha diseñado el logotipo en el Vaticano, poco después de la canonización de Juan Pablo II, como agradecimiento a la intercesión del santo en su vida profesional.

En la etapa final del perfeccionamiento del logo, Monika fue ayudada por Emilia Pyza, una joven de 26 años que vive en Garwolin, ciudad cercana a la capital polaca, y que ha finalizado sus estudios en la Academia de Bellas Artes de Varsovia, especializándose en gráfica y diseño editorial.

Durante la rueda de prensa del jueves 3 de julio también se presentó la oración oficial para la Jornada Mundial de la Juventud en Cracovia en 2016. La oración se compone de tres partes: En la primera parte se confía la humanidad y especialmente los jóvenes a la Divina Misericordia; en la segunda parte se ruega al Señor la gracia de un corazón misericordioso; En la tercera parte se pide la intercesión de la Virgen María y de San Juan Pablo II, patrono de la JMJ.